Consejos para un buen mantenimiento de tus cazuelas de barro

FOTOS WEB 071Los cambios bruscos de temperatura pueden hacer que tus cazuelas de barro se agrieten o rompan.

Para evitar que esto ocurra debemos introducir las cazuelas de barro no vidriadas en el horno frío, horno leña o convencional, y calentar progresivamente hasta la temperatura deseada, nunca debemos meterlas directamente al horno muy caliente. Cuando las retires del fuego colocalas sobre un paño de cocina en vez de sobre una superficie fría.

Consejos Horno Leña

Si tus cazuelas han cogido olor o tienen moho

añadimos agua, bicarbonato sódico y zumo de limón y calentamos hasta que hierva. Tiramos el agua y limpiamos con la mezcla de bicarbonato y limón. Enjuagamos bien el recipiente de barro y dejamos secar al aire o sol directo.

Para limpiar

los cacharros de barro evitaremos usar detergentes o jabones ya que estos pueden introducirse en los poros del recipiente e impregnar los alimentos que cocinemos posteriormente.

Para guardarlas

correctamente, es importante dejarlas secar completamente al aire libre o sol directo. Una vez secas debemos poner la tapa al revés sobre la cazuela e introducir una servilleta en medio para que no salga moho.