Hornos de Barro, Cómo funciona un Horno de Leña

Aunque el funcionamiento de horno de leña es similar al de un horno convencional eléctrico o de gas. La leña aporta calor a los hornos de barro y estos cocinan los alimentos. El tiempo de cocción  y el sabor de los alimentos es diferente y depende de muchos factores.

Horno de Leña

Además, debemos prestar atención a cómo encender nuestro horno de leña para obtener los mejores resultados.

Horno Leña – Funcionamiento los hornos de barro

Los hornos de barro funcionan gracias a dos principios esenciales el flujo del calor y la refracción del calor.

Flujo del calor o sistema de convección

El aire frío entra por la boca o puerta del horno de barro se calienta al entrar en contacto con la leña o brasas y calienta las paredes del horno antes de salir por el tiro o chimenea.

Refracción del calor

Los materiales utilizados en la fabricación del horno de barro acumulan y conservan el calor durante más tiempo. Los materiales refractarios se calienten en muy poco tiempo y perdure el calor hasta 24 horas.

En Hornos de Leña Baratos utilizamos ladrillos refractarios fabricados con barro de Pereruela de Sayago. Todos nuestros hornos de barro de Pereruela están fabricados de una sola pieza con refuerzo lateral de máxima calidad.

Hornos Leña – consejos para dominar tu horno de leña

  • Si estrenas horno de barro asegúrate de que el horno está totalmente seco antes de usarlo por primera vez.
  • Los alimentos que se componen principalmente por una masa de harina (postres, pizzas, panes…) pueden cocinarse directamente sobre las cenizas.
  • Utiliza un recipiente de barro refractario para cocinar las carnes y pescados. Conserva más el calor y si además utilizas un recipiente estriado evitarás que los alimentos estén continuamente en contacto con el agua y grasa que suelta, resultado, un plato más crujiente y sano.
  • Vigila el tiro y la puerta del horno, así evitarás la presencia innecesaria de humo y otros gases procedentes de la combustión en el interior del horno de leña.
  • Aprovecha el calor residual de tu horno de barro. Los hornos de barro conservan el calor durante horas después de haberlos utilizado. Empieza cocinando un asado y continúa mientras que siga caliente con panes, empanadas, bizcochos, legumbres, manzanas y pimientos asados…